Ataques de nervios y ansiedad

Ataques de nervios y ansiedad

síntomas de la crisis de ansiedad

Esta sección ofrece información sobre los trastornos de ansiedad. Explica los síntomas, los tratamientos y la forma de controlar un trastorno de ansiedad. Esta sección está dirigida a las personas con trastornos de ansiedad. Y a sus cuidadores, familiares y amigos.
Todos tenemos a veces sentimientos de ansiedad, preocupación y miedo. Pueden ser respuestas normales a determinadas situaciones. Por ejemplo, puede preocuparse por una entrevista de trabajo o por pagar una factura a tiempo. Estos sentimientos pueden hacerte consciente de los riesgos y de lo que debes hacer en una situación difícil o peligrosa. Esta reacción se conoce como «lucha o huida».
El cerebro responde a una amenaza o peligro liberando hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol. Aunque el peligro no sea real, estas hormonas provocan los síntomas físicos de la ansiedad. Una vez que la situación amenazante ha cesado, el cuerpo suele volver a la normalidad.
Pero si padeces un trastorno de ansiedad, estas sensaciones de miedo y peligro pueden ser continuas e interrumpir tu rutina diaria mucho después de que la amenaza haya desaparecido. Pueden hacerle sentir que las cosas son peores de lo que realmente son.

síntomas de ansiedad y depresión

Todos hemos sentido ansiedad -el nerviosismo antes de una cita, un examen, una competición, una presentación-, pero ¿qué es exactamente? La ansiedad es la forma que tiene nuestro cuerpo de prepararse para afrontar un reto. Nuestro corazón bombea más sangre y oxígeno para que estemos preparados para la acción. Estamos alerta y realizamos las tareas físicas y emocionales con mayor eficacia. (Véase también Ansiedad ante los exámenes para obtener consejos sobre cómo afrontarlos).
Es normal sentirse ansioso cuando nuestra seguridad, salud o felicidad se ven amenazadas; sin embargo, a veces la ansiedad puede llegar a ser abrumadora y perturbadora e incluso puede ocurrir sin ninguna razón identificable. Los ataques excesivos y duraderos de preocupación pueden reflejar un trastorno de ansiedad.
Cualquiera puede experimentar estos síntomas en momentos de estrés. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad pueden experimentarlos en ausencia de estrés, con síntomas más graves y/o con la aparición de varios síntomas juntos.
El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se caracteriza por una preocupación y tensión crónicas y exageradas, mucho más que la ansiedad típica que la mayoría de la gente experimenta en su vida diaria. Las personas pueden presentar temblores, espasmos, tensión muscular, náuseas, irritabilidad, falta de concentración, depresión, fatiga, dolores de cabeza, mareos, falta de aire o sofocos.

qué causa la ansiedad en el cerebro

Los trastornos de ansiedad, que se caracterizan por una preocupación o un miedo excesivos, pueden afectar a la capacidad de una persona para trabajar, asistir a la escuela y mantener relaciones. Según la Asociación Americana de Psiquiatría, la ansiedad afecta a casi un tercio de los adultos en algún momento de su vida.
«La ansiedad es muy tratable y manejable», dice el doctor Bernard Biermann, profesor clínico adjunto del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Michigan. «Sólo hay que dar los primeros pasos para buscar ayuda».
Biermann: La ansiedad generalizada se caracteriza por sentimientos de preocupación, nerviosismo y miedo. Los síntomas físicos también pueden acompañar a estos sentimientos. Estos síntomas físicos incluyen dificultad para dormir, dolores de estómago y de cabeza.
Si experimentas estos síntomas y no eres capaz de pensar en cómo salir de ellos, considera la posibilidad de buscar ayuda. Busque definitivamente ayuda si los síntomas de ansiedad afectan a su funcionamiento en el trabajo, en la escuela o en otras actividades de las que disfruta.
Biermann: Uno de los más comunes es el trastorno de ansiedad generalizada, que se asocia a una preocupación excesiva. El trastorno de pánico es cuando uno experimenta frecuentes ataques de pánico. Las fobias también son un tipo de ansiedad. El miedo a volar, a las alturas, a los espacios pequeños o a las arañas son fobias muy comunes.

tratamiento de la ansiedad

La ansiedad ocasional es una parte esperada de la vida. Puede sentirse ansioso cuando se enfrenta a un problema en el trabajo, antes de hacer un examen o antes de tomar una decisión importante. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporales. Para una persona con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.
Las personas con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) muestran una ansiedad o preocupación excesiva, la mayoría de los días durante al menos 6 meses, por una serie de cosas como la salud personal, el trabajo, las interacciones sociales y las circunstancias de la vida cotidiana. El miedo y la ansiedad pueden causar problemas significativos en áreas de su vida, como las interacciones sociales, la escuela y el trabajo.
Las personas con trastorno de pánico sufren ataques de pánico recurrentes e inesperados. Los ataques de pánico son períodos repentinos de miedo intenso que aparecen rápidamente y alcanzan su punto álgido en cuestión de minutos. Los ataques pueden producirse de forma inesperada o pueden ser provocados por un desencadenante, como un objeto o una situación temida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad