Causas y sintomas de la ansiedad

Causas y sintomas de la ansiedad

síntomas de ansiedad y depresión

Si en las últimas dos semanas has estado constantemente preocupado, con miedo o pánico por cosas que pueden pasar o sin ninguna razón, puede que estés experimentando Ansiedad. Pero con algo de ayuda puedes aprender a recuperar el control.
La preocupación y los síntomas de la ansiedad pueden aparecer gradualmente. Algunos de los síntomas de ansiedad más comunes son: Si cree que tiene alguno de estos síntomas, puede que quiera ver los diferentes tipos de trastornos de ansiedad que aparecen a continuación.

síntomas de un ataque de ansiedad

Todos nacemos con la respuesta natural de «lucha o huida» que ayudó a nuestros antepasados a escapar de los depredadores y otras amenazas. Cuando tenemos miedo o estamos estresados, la parte de nuestro cerebro que controla la respuesta de lucha o huida provoca la sensación de nerviosismo y miedo que llamamos ansiedad.
Aunque todo el mundo experimenta ansiedad alguna vez, las personas con trastornos de ansiedad sienten una preocupación difícil de controlar que interfiere en su funcionamiento. Hay factores biológicos, familiares y ambientales que pueden contribuir a que un niño tenga un trastorno de ansiedad.
El cerebro tiene unas sustancias químicas especiales, llamadas neurotransmisores, que envían mensajes de ida y vuelta para controlar la forma en que se siente una persona. La serotonina y la dopamina son dos neurotransmisores importantes que, cuando se «desajustan», pueden provocar sentimientos de ansiedad.
Al igual que un niño puede heredar el pelo castaño, los ojos verdes y la miopía de sus padres, también puede heredar la ansiedad de éstos. Además, la ansiedad puede aprenderse de los miembros de la familia y de otras personas que están notablemente estresadas o ansiosas cerca del niño. Por ejemplo, un niño cuyo padre es perfeccionista puede convertirse en un perfeccionista también. Los padres también pueden contribuir a la ansiedad de su hijo sin darse cuenta por la forma en que responden a su hijo. Por ejemplo, permitir que un niño falte a la escuela cuando está ansioso por ir, probablemente hace que el niño se sienta más ansioso el siguiente día de clase.

tipos de trastornos de ansiedad

La ansiedad es una reacción normal al estrés y puede ser beneficiosa en algunas situaciones. Puede alertarnos de los peligros y ayudarnos a prepararnos y prestar atención. Los trastornos de ansiedad difieren de los sentimientos normales de nerviosismo o ansiedad, e implican un miedo o ansiedad excesivos. Los trastornos de ansiedad son los más comunes de los trastornos mentales y afectan a casi el 30% de los adultos en algún momento de su vida. Pero los trastornos de ansiedad son tratables y existen varios tratamientos eficaces. El tratamiento ayuda a la mayoría de las personas a llevar una vida normal y productiva.
El trastorno de ansiedad generalizada consiste en una preocupación persistente y excesiva que interfiere en las actividades diarias. Esta preocupación y tensión continuas pueden ir acompañadas de síntomas físicos, como inquietud, sensación de nerviosismo o fatiga fácil, dificultad para concentrarse, tensión muscular o problemas para dormir. A menudo las preocupaciones se centran en cosas cotidianas como las responsabilidades laborales, la salud de la familia o asuntos menores como las tareas domésticas, las reparaciones del coche o las citas.
Como los síntomas son tan graves, muchas personas que sufren un ataque de pánico pueden creer que están sufriendo un ataque al corazón u otra enfermedad que pone en peligro su vida. Pueden acudir al servicio de urgencias de un hospital. Los ataques de pánico pueden ser esperados, como una respuesta a un objeto temido, o inesperados, aparentemente ocurriendo sin razón. La edad media de inicio del trastorno de pánico es de 20 a 24 años. Los ataques de pánico pueden ocurrir con otros trastornos mentales como la depresión o el TEPT.

síntomas de ansiedad severos

La ansiedad ocasional es una parte esperada de la vida. Puede sentirse ansioso cuando se enfrenta a un problema en el trabajo, antes de hacer un examen o antes de tomar una decisión importante. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporales. Para una persona con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.
Las personas con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) muestran una ansiedad o preocupación excesiva, la mayoría de los días durante al menos 6 meses, por una serie de cosas como la salud personal, el trabajo, las interacciones sociales y las circunstancias de la vida cotidiana. El miedo y la ansiedad pueden causar problemas significativos en áreas de su vida, como las interacciones sociales, la escuela y el trabajo.
Las personas con trastorno de pánico sufren ataques de pánico recurrentes e inesperados. Los ataques de pánico son períodos repentinos de miedo intenso que aparecen rápidamente y alcanzan su punto álgido en cuestión de minutos. Los ataques pueden producirse de forma inesperada o pueden ser provocados por un desencadenante, como un objeto o una situación temida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad