Como combatir una crisis de ansiedad

Como combatir una crisis de ansiedad

Cómo detener los pensamientos de ansiedad

El mundo siempre está cambiando, y puede ser un lugar aterrador e incierto. Las incertidumbres de la vida pueden provocar un aumento del estrés y la ansiedad en muchas personas. Este aumento es especialmente cierto en tiempos de crisis. Aquellas personas que ya sufren una condición de salud mental, como la ansiedad o la depresión, a menudo pueden experimentar un aumento de sus síntomas. Además, las personas que normalmente no experimentan ansiedad y estrés extremos pueden encontrarse también en una crisis de salud mental.
Una crisis puede ser un acontecimiento a gran escala que afecta a muchas personas en todo el mundo o en su comunidad, como las luchas económicas. O una crisis puede ocurrir también a nivel personal con cambios en las relaciones o en la situación de vida. Sea cual sea la crisis, es importante estar preparado para manejar la ansiedad en una crisis. Hablaremos de cómo manejar el aumento del estrés, cómo reducir la ansiedad y qué hacer en una crisis de salud mental grave.
Uno de los efectos más comunes de una crisis o de tiempos difíciles es el aumento del estrés. El estrés es una parte común de la vida cotidiana, pero puede ser perjudicial cuando se convierte en estrés extremo o en estrés duradero. Estos son los signos comunes de estrés extremo a los que hay que prestar atención en ti mismo y en tus seres queridos durante una crisis:

Qué hacer después de un ataque de pánico

Un ataque de ansiedad puede ser una experiencia aterradora. Puede sentir que no puede respirar, que su corazón se acelera demasiado, que la cabeza le da vueltas y que no puede controlar sus pensamientos. Los ataques de ansiedad suelen ir acompañados o desencadenados por sentimientos de fatalidad o miedo, y puede parecer que la ansiedad no va a terminar nunca.  Incluso cuando parece que no puedes detener la espiral, puedes hacerlo: Con las tácticas adecuadas, puedes aprender a controlar y prevenir los ataques de ansiedad. Sin embargo, es mucho más complejo que las frases «no te asustes» y «sólo respira» que se suelen dar como consejo para controlar la ansiedad, dice la psicoterapeuta licenciada Haley Neidich.  Hay que tener en cuenta que no es necesario estar diagnosticado de ansiedad o de otra enfermedad mental para sufrir un ataque de ansiedad: Cualquiera puede experimentar un ataque de ansiedad incluso en ausencia de un diagnóstico psiquiátrico, y todo el mundo puede beneficiarse de saber cómo controlar uno en el caso de que se produzca.
También hay que tener en cuenta que hay una diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico. Un ataque de pánico está claramente definido por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos psiquiátricos, mientras que un ataque de ansiedad no lo está.  Una de las mayores diferencias entre ambos es que los ataques de pánico suelen producirse sin previo aviso y pueden ser desencadenados por un miedo externo, como una fobia con la que se entra en contacto, pero los ataques de pánico pueden producirse sin ningún desencadenante. Los ataques de ansiedad, en cambio, suelen acumularse con el tiempo y suelen ser desencadenados por un miedo interno o una sensación de fatalidad, como lo que podría ocurrir al pensar en la pandemia de coronavirus.

Cómo detener los ataques de pánico por la noche

Apoyar la prevención del consumo excesivo de alcohol basada en la evidencia. La mayor disponibilidad y accesibilidad del alcohol está relacionada con el consumo excesivo de alcohol. Muchos estados y comunidades están proporcionando opciones adicionales para la entrega y la comida para llevar de bebidas alcohólicas. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de la Comunidad (Community Preventive Services Task Force)-icono externo- recomienda limitar la disponibilidad de alcohol para reducir el consumo excesivo de alcohol y sus impactos. También recomienda hacer cumplir las leyes que prohíben la venta a menores, lo que puede resultar difícil con la entrega de alcohol a domicilio.
Beber demasiado puede ser perjudicial para la salud. La mayoría de las personas que beben en exceso no son alcohólicas ni dependientes del alcohol. El consumo excesivo de alcohol incluye las borracheras, que se definen como cinco o más bebidas en una ocasión (en un plazo de dos o tres horas) para los hombres, y cuatro o más bebidas en una ocasión (en un plazo de dos o tres horas) para las mujeres. Otras formas de consumo excesivo de alcohol son el consumo excesivo (15 o más bebidas a la semana en el caso de los hombres, y ocho o más bebidas a la semana en el caso de las mujeres), y cualquier consumo por parte de personas embarazadas o menores de 21 años. El consumo excesivo de alcohol provoca más de 95.000 muertes al año en Estados Unidos.

Cómo detener un ataque de ansiedad

La recuperación es posible con un tratamiento adecuado, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la atención y una serie de técnicas de gestión de la ansiedad que pueden ayudarle a controlar los síntomas. Puede aprender las siguientes estrategias por sí mismo (utilizando libros o realizando cursos, por ejemplo) o puede consultar con un profesional capacitado. Manejo de la ansiedad Algunas de las opciones de manejo de los trastornos de ansiedad son: Aprender sobre la ansiedad El viejo adagio «el conocimiento es poder» se aplica aquí: aprender todo sobre la ansiedad es fundamental para la recuperación. Por ejemplo, la educación incluye el examen de la fisiología de la respuesta de «huir o luchar», que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un peligro inminente. En el caso de las personas con trastornos de ansiedad, esta respuesta se desencadena de forma inapropiada ante situaciones que generalmente son inofensivas. La educación es una forma importante de promover el control de los síntomas. Mindfulness Cuando se siente ansiedad, una persona puede pasar una cantidad significativa de tiempo atrapada en pensamientos que provocan ansiedad. La atención plena nos guía para devolver nuestra atención al momento presente y desengancharnos de los pensamientos que pueden ser inútiles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad