Diferencia entre ansiedad y problemas cardiacos

Diferencia entre ansiedad y problemas cardiacos

Diferencia entre ansiedad y problemas cardiacos 2021

explicar la relación entre la depresión y las enfermedades del corazón

Los trastornos mentales pueden ser de corta o larga duración y pueden interferir en el estado de ánimo, el comportamiento, el pensamiento y la capacidad de relacionarse con los demás de una persona. Diversos estudios han demostrado el impacto de los traumas, la depresión, la ansiedad y el estrés en el organismo, incluido el estrés en el corazón.1-3
Trastornos del estado de ánimo: Las personas que viven con trastornos del estado de ánimo, como la depresión mayor o el trastorno bipolar, descubren que su estado de ánimo afecta al bienestar psicológico y mental casi todos los días durante la mayor parte del día.
Estrés crónico: Las personas se encuentran en un estado de estrés emocional incómodo -acompañado de cambios bioquímicos, fisiológicos y conductuales predecibles- que es constante y persiste durante un período de tiempo prolongado.
Un amplio y creciente conjunto de investigaciones muestra que la salud mental está asociada a factores de riesgo de enfermedades cardíacas antes del diagnóstico de un trastorno de salud mental y durante el tratamiento. Estos efectos pueden surgir tanto directamente, a través de vías biológicas, como indirectamente, a través de conductas de riesgo para la salud.5
Las personas que experimentan depresión, ansiedad, estrés e incluso TEPT durante un largo período de tiempo pueden experimentar ciertos efectos fisiológicos en el cuerpo, como un aumento de la reactividad cardíaca (por ejemplo, aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial), reducción del flujo sanguíneo al corazón y aumento de los niveles de cortisol. Con el tiempo, estos efectos fisiológicos pueden provocar la acumulación de calcio en las arterias, enfermedades metabólicas y cardiopatías.1,6-11

trastorno de estrés postraumático complejo y enfermedad cardíaca

Los individuos con trastorno de pánico sufren regularmente episodios intensos de ansiedad, conocidos como ataques de pánico (véase más adelante). Se preocupan mucho por tener más ataques, o por lo que los ataques implican o podrían causar, o han hecho cambios en sus comportamientos a causa de los ataques.
Los ataques de pánico comienzan de forma repentina y suelen alcanzar su punto álgido rápidamente, a los 10 minutos o menos de comenzar. Pueden producirse múltiples ataques de diferentes intensidades a lo largo de varias horas, lo que puede dar la sensación de que un ataque de pánico se va sucediendo al siguiente, como si fueran olas. Al principio, los ataques de pánico parecen surgir «de la nada», pero con el tiempo la persona puede llegar a esperarlos en determinadas situaciones. Si una persona empieza a evitar estas situaciones por miedo a un ataque de pánico, también puede tener agorafobia (véase más adelante).
Algunas personas sufren ataques de pánico a diario o semanalmente. Los síntomas externos de un ataque de pánico suelen provocar dificultades sociales, como vergüenza, estigmatización o aislamiento social. Sin embargo, las personas que han sufrido estos ataques durante mucho tiempo suelen ser capaces de contener los signos externos incluso de ataques de pánico muy intensos. A veces, las personas sufren ataques más leves con sólo 3 o menos de los síntomas mencionados, que se conocen como ataques de síntomas limitados (véase más adelante).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad