Oraciones para calmar la ansiedad

Oraciones para calmar la ansiedad

isaías 41

Es difícil dejar de lado nuestra ansiedad, o el mundo que nos rodea cuando no podemos ver la evidencia de todo lo que estás haciendo – cuando no podemos entender o ver tu propósito o plan. Hoy, hacemos una pausa y nos recordamos nuestra dependencia de ti, porque sabemos en nuestro corazón que nuestras circunstancias y nuestro futuro están tocados por tus manos.
Isaías 55:8 nos recuerda que nuestros pensamientos no son tus pensamientos, y que nuestros caminos no son tus caminos. Cuando nos cuesta ver con claridad y tomar decisiones, no estamos solos y esa paz interior es algo que sólo tú puedes proporcionar.
Así que hoy, Señor, decimos de nuevo con determinación, incluso con urgencia, que elegimos creer en ti. Sabemos que, a menudo, es en los momentos más desafiantes cuando más actúas. Gracias por ser el que nos da la fuerza para ayudarnos mutuamente y para ver con claridad las opciones a las que nos enfrentamos. Al escudriñar nuestros horizontes personales, sabemos que también debemos buscar en ti el poder y la posibilidad de nuestro futuro.
Por favor, haz que se cumpla todo lo que nos has encomendado en las próximas semanas. Danos un corazón sabio para escuchar tu voz; y luego haz que nuestros pasos sean firmes. Por favor, haznos fuertes a través de tu favor y tu gracia.

salmo 55

Es difícil dejar de lado nuestra ansiedad, o el mundo que nos rodea cuando no podemos ver la evidencia de todo lo que estás haciendo – cuando no podemos entender o ver tu propósito o plan. Hoy, hacemos una pausa y nos recordamos nuestra dependencia de ti, porque sabemos en nuestro corazón que nuestras circunstancias y nuestro futuro están tocados por tus manos.
Isaías 55:8 nos recuerda que nuestros pensamientos no son tus pensamientos, y que nuestros caminos no son tus caminos. Cuando nos cuesta ver con claridad y tomar decisiones, no estamos solos y esa paz interior es algo que sólo tú puedes proporcionar.
Así que hoy, Señor, decimos de nuevo con determinación, incluso con urgencia, que elegimos creer en ti. Sabemos que, a menudo, es en los momentos más desafiantes cuando más actúas. Gracias por ser el que nos da la fuerza para ayudarnos mutuamente y para ver con claridad las opciones a las que nos enfrentamos. Al escudriñar nuestros horizontes personales, sabemos que también debemos buscar en ti el poder y la posibilidad de nuestro futuro.
Por favor, haz que se cumpla todo lo que nos has encomendado en las próximas semanas. Danos un corazón sabio para escuchar tu voz; y luego haz que nuestros pasos sean firmes. Por favor, haznos fuertes a través de tu favor y tu gracia.

filipenses 4

¿Te sientes estresado? Estamos de acuerdo contigo. La ansiedad es algo con lo que todos lidiamos en algún grado. La buena noticia es que no hay que avergonzarse por sentirse inquieto o temeroso de lo que pueda traer el futuro, pero operar desde un lugar de ansiedad a tiempo completo no es bueno para ti. Tienes que encontrar formas de calmar esos miedos, lo que podría significar hablar con un terapeuta o hacer mucho ejercicio. Tal vez sea tan sencillo como buscar en el Buen Libro algunos versículos bíblicos sobre la fortaleza, que pueden ayudar a aportar un poco de serenidad. Cuando te sientas abrumado, respira hondo, consulta algunas citas bíblicas sobre la preocupación y, para un impulso aún más positivo, lee algunos versículos bíblicos sobre el amor que te sirvan de recordatorio reconfortante de que nunca estás solo. Ahora pasemos a algunos versículos de la Biblia que nos ayudarán con la ansiedad.
«Y estoy convencido de que nada puede separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni nuestros temores por el día de hoy ni nuestras preocupaciones por el de mañana; ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios.»

3 oraciones para la ansiedad

En esta página encontrarás una lista de versos y oraciones para la ansiedad. En el mundo actual, la ansiedad es demasiado común. Si te encuentras estresado y con pánico por los eventos y circunstancias de tu vida, es hora de entregarle todo a Dios. Él es el único que puede aliviar de verdad las preocupaciones que tienes.
Todo el mundo puede beneficiarse de la oración. Como Dios mismo ha dicho, sólo necesitas venir ante Él y orar. Siempre que te sientas ansioso y preocupado, reza. Hay poder en la oración y en entregarlo todo al Señor, que sacrificó a su propio hijo para pagar por tus pecados. Si Él estuvo dispuesto a salvarte de la muerte, ¿por qué no iba a tomar tus ansiedades y preocupaciones y borrarlas de tu vida? Si bien es cierto que seguirás enfrentando esas circunstancias y eventos, no necesitas hacerlo solo. Él siempre está ahí.
Muchas personas descubren que una vez que comienzan a orar, se sienten mucho más tranquilas. Hay una paz en dejar que Dios se haga cargo de tu vida. Él tiene un plan y cuando lo sigues, descubrirás que incluso los problemas más grandes no son tan problemáticos. De hecho, saber que no estás solo al lidiar con ellos puede hacerte sentir en paz, sin importar lo que estés enfrentando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad