Palpitaciones en la garganta ansiedad

Palpitaciones en la garganta ansiedad

El aleteo en la garganta no está relacionado con el corazón

Según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), las palpitaciones son un signo clásico de ansiedad. Cuando te enfrentas a algo estresante, las glándulas suprarrenales producen hormonas como la adrenalina y el cortisol, y los receptores del corazón reaccionan acelerando los latidos. Un corazón acelerado puede hacer que te sientas más nervioso, lo que lleva a un círculo vicioso de aún más síntomas.
La ansiedad es la respuesta natural del cuerpo de «lucha o huida». El cuerpo reacciona de forma física y mental para prepararse para luchar o huir de la situación, y la falta de aire es una de esas respuestas. Cuando está estresado, puede sentir que no puede recuperar el aliento, opresión en el pecho o sensación de asfixia.
La ansiedad puede provocar opresión o incluso hacer que se sienta como si algo estuviera atascado en la garganta. A esto se le llama sensación de globo, y aunque la razón exacta por la que esto ocurre no está clara, definitivamente puede empeorar la ansiedad. Los problemas de garganta relacionados con la ansiedad pueden no ser constantes. La opresión puede producirse con frecuencia o de vez en cuando, y la gravedad puede variar. Si la sensación aparece y desaparece, presta atención al desencadenante.

Aleteo en la garganta y tos

Tu corazón se acelera o sientes que da vueltas dentro del pecho, así que es comprensible que estés preocupado. Aunque estos pueden ser los signos de una arritmia u otro problema cardíaco, la ansiedad es una de las causas más comunes de estas sensaciones.
Aunque la ansiedad está clasificada como un problema de salud mental, su respuesta a la ansiedad puede ser muy física, ya que implica su respuesta de estrés, o de huida o lucha. Esta respuesta está diseñada para protegerte en momentos de peligro inminente, y comienza con la liberación de hormonas, concretamente de adrenalina.
La primera respuesta, que afecta al sistema cardiovascular, puede provocar palpitaciones, que son sensaciones que hacen que el corazón se acelere, se salte los latidos o se mueva en el pecho. También puede sentir un pulso fuerte en el cuello.
Si sospecha que padece ansiedad, la buena noticia es que las palpitaciones cardíacas que la acompañan pueden ser terribles, pero no suelen ser graves desde el punto de vista médico. En la mayoría de los casos, las palpitaciones disminuyen a medida que te desestresas y tu cuerpo y tu mente se relajan.

Palpitaciones del corazón durante todo el día

Las palpitaciones del corazón, que incluyen latidos salteados, perdidos o espaciados de forma irregular; el corazón acelerado y el corazón palpitante suelen ser signos de un trastorno de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social y el trastorno de pánico, entre otros.
Cuando se producen estos síntomas de palpitaciones, muchos temen que haya un problema en el corazón. Muchos también temen estar al borde de un ataque al corazón o que su corazón pueda estallar o dejar de latir repentinamente.
Los síntomas de ansiedad de las palpitaciones cardíacas pueden sentirse en el pecho, la garganta, la cabeza, los oídos o el cuello, y pueden experimentarse como sensaciones de «pulsaciones», «latidos» o «golpes» en cualquier parte del cuerpo, interna y/o externamente.
Los síntomas de ansiedad de las palpitaciones cardíacas pueden aparecer y desaparecer raramente, ocurrir con frecuencia o persistir indefinidamente. Por ejemplo, puede sentir este tipo de síntomas cardíacos de vez en cuando y no tan a menudo, sentirlos de forma intermitente o sentirlos de forma persistente.
Para ver si la ansiedad puede estar jugando un papel en sus palpitaciones, puede calificar su nivel de ansiedad utilizando nuestro Test de Ansiedad, Test de Trastornos de Ansiedad o Test de Hiperestimulación, de un minuto de duración y con resultados instantáneos y gratuitos. Cuanto más alta sea la puntuación, más probable es que pueda estar contribuyendo a los síntomas de ansiedad relacionados con el corazón.

Cuándo hay que preocuparse por las palpitaciones

Su corazón se acelera o siente que da vueltas dentro de su pecho, por lo que es comprensible que esté preocupado. Aunque estos pueden ser los signos de una arritmia u otro problema cardíaco, la ansiedad es una de las causas más comunes de estas sensaciones.
Aunque la ansiedad está clasificada como un problema de salud mental, su respuesta a la ansiedad puede ser muy física, ya que implica su respuesta de estrés, o de huida o lucha. Esta respuesta está diseñada para protegerte en momentos de peligro inminente, y comienza con la liberación de hormonas, concretamente de adrenalina.
La primera respuesta, que afecta al sistema cardiovascular, puede provocar palpitaciones, que son sensaciones que hacen que el corazón se acelere, se salte los latidos o se mueva en el pecho. También puede sentir un pulso fuerte en el cuello.
Si sospecha que padece ansiedad, la buena noticia es que las palpitaciones cardíacas que la acompañan pueden ser terribles, pero no suelen ser graves desde el punto de vista médico. En la mayoría de los casos, las palpitaciones disminuyen a medida que te desestresas y tu cuerpo y tu mente se relajan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad