Como afecta la depresion al cerebro

Como afecta la depresion al cerebro

Examinar la depresión a través de la lente del cerebro

Los neurocientíficos han seguido profundizando en la relación entre el cerebro y las enfermedades mentales para ofrecer esperanza a quienes las padecen. A nivel mundial, la depresión es el trastorno psiquiátrico más frecuente e incapacitante -afecta aproximadamente al 4,4% de la población- y la ansiedad es el segundo trastorno psiquiátrico más frecuente, según la Organización Mundial de la Salud. Se calcula que la depresión cuesta a las empresas 44.000 millones de dólares al año en pérdidas de productividad. Aproximadamente la mitad de los empleados con depresión no reciben tratamiento. La ansiedad en el lugar de trabajo afecta a unos 40 millones de estadounidenses, y las investigaciones demuestran que puede disminuir el rendimiento laboral. Uno de los peores resultados es el incumplimiento de los plazos. En un estudio, el 55% de los empleados encuestados dijeron que experimentaban ansiedad ante los plazos, lo que puede incluso contribuir a no cumplirlos. La coexistencia de la depresión y la ansiedad se ha relacionado con peores resultados de salud, síntomas más graves, un rendimiento laboral inadecuado y mayores niveles de pensamientos suicidas.
Un nuevo estudio de la Universidad Nacional de Australia examinó la coexistencia de la ansiedad y la depresión. Con el tiempo, el binomio tuvo un profundo efecto en las áreas cerebrales asociadas a la memoria y el procesamiento emocional (el hipocampo). El estudio, publicado en The Journal of Psychiatry and Neuroscience, observó a personas con depresión y ansiedad para conocer los efectos simultáneos de ambos trastornos en el cerebro. Los investigadores examinaron a 10.000 personas y descubrieron que las que sólo padecían depresión tenían volúmenes cerebrales más bajos, especialmente en el hipocampo. Según los autores del estudio, esto adquiere aún más relevancia en etapas posteriores de la vida, ya que un hipocampo más pequeño es un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y puede acelerar el desarrollo de la demencia. El segundo hallazgo reveló que cuando la ansiedad y la depresión se presentan juntas, no apareció ninguna contracción en el hipocampo, y la amígdala -la parte del cerebro vinculada a las emociones- aumentó de tamaño.

El interior del cerebro de un enfermo de depresión

La depresión mayor es una enfermedad mental común, pero grave, que provoca un estado de ánimo bajo y una serie de síntomas físicos. La depresión, sobre todo cuando no se trata, puede llegar a cambiar el cerebro, haciendo que los episodios sean peores o más frecuentes. También afecta al cuerpo y a la salud física, causando fatiga, problemas digestivos, dolor y otras complicaciones relacionadas con las malas decisiones que se toman cuando se está deprimido. El tratamiento, especialmente el tratamiento residencial dedicado, puede proporcionar alivio de los síntomas de la depresión y puede comenzar a revertir el daño hecho al cerebro y al cuerpo.
La depresión es uno de los tipos más comunes de enfermedades mentales. La depresión, un trastorno del estado de ánimo, afecta a entre el 15 y el 20 por ciento de las personas, siendo las mujeres las más diagnosticadas. La depresión puede ser debilitante y causar una serie de complicaciones graves, que afectan tanto a la salud mental como a la física.
El suicidio, la mala alimentación, el abuso de sustancias, los cambios de peso y otras cosas son consecuencias posibles y típicas de una depresión no tratada. Pero esta enfermedad puede tratarse, y a menudo el tratamiento residencial es la mejor solución para controlar los síntomas y revertir los daños en el cuerpo y el cerebro.

Cómo son la depresión y la ansiedad en el cerebro

La depresión es más que un simple trastorno del estado de ánimo. Es una condición psicológica que afecta a algo más que a la forma en que te sientes. La depresión mayor, también conocida como depresión clínica, puede hacer que la actividad química de su cerebro cambie dando lugar a numerosos síntomas diferentes. Entonces, ¿cómo afecta exactamente la depresión al cerebro? Siga leyendo para descubrirlo.
La depresión clínica puede ser causada por cualquier cosa, desde desequilibrios químicos y hormonales hasta el estrés recurrente en la vida cotidiana. Las causas de la depresión pueden incluso llegar a la composición de su genética. Independientemente de la causa, la mayoría de las personas no pueden controlar la aparición de la depresión.
La depresión es un círculo vicioso. Los síntomas suelen afectar a las actividades de la vida diaria, lo que puede aumentar la intensidad de los síntomas de la depresión. El trastorno depresivo mayor (TDM) se diagnostica cuando los pacientes presentan más de 5 de los síntomas que se indican a continuación a diario durante más de dos semanas.
Gracias a los avances de la tecnología médica, los investigadores han podido rastrear las zonas exactas del cerebro que se ven afectadas por la depresión grave y, a su vez, las zonas que afectan a la depresión. Como resultado, los estudios muestran que las tres áreas más afectadas son el hipocampo, la amígdala y el córtex prefrontal.

Tu cerebro en la depresión: la neurociencia, animada

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Existen varias teorías sobre las causas de la depresión. Lo más probable es que esta afección sea el resultado de una compleja interacción de factores individuales, pero una de las explicaciones más aceptadas cita la química anormal del cerebro.
A veces, las personas con depresión relacionan el trastorno con un factor específico, como un acontecimiento traumático en su vida. Sin embargo, no es infrecuente que las personas deprimidas estén confundidas sobre la causa. Incluso pueden sentir que no tienen «una razón» para estar deprimidos.
En estos casos, puede ser útil conocer las teorías sobre las causas de la depresión. A continuación se ofrece un resumen de lo que se sabe (y lo que aún no se sabe) sobre cómo los desequilibrios químicos del cerebro pueden influir en la depresión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad