Sintomas de depresion en gatos

Sintomas de depresion en gatos

Lo que la locura de los animales significa para nosotros los humanos | laurel braitman

Si su gato, que normalmente es muy activo, de repente empieza a dormir más y no quiere jugar, puede suponer que se siente deprimido. La depresión en los gatos no se define del mismo modo que en los humanos. Aunque los gatos a veces muestran comportamientos depresivos, esos cambios en los gatos no están necesariamente impulsados por sentimientos puramente emocionales. En cambio, es probable que la depresión que usted observa esté causada por un problema médico, y su gato puede necesitar atención veterinaria. Ser capaz de reconocer estos signos de depresión en los gatos puede ayudarle a comprobar el bienestar de su mascota y a conseguir la atención que pueda necesitar.
También puede notar que los hábitos de socialización de su gato cambian. Su gato, normalmente sociable y cariñoso, puede dejar de subirse a su regazo cada noche o de saludarle cuando llega a casa del trabajo. Por otra parte, su gato, normalmente independiente, puede empezar a buscarle y a dormir a su lado para sentirse más cómodo. Aunque todos los gatos tienen su propio estado de ánimo y sus preferencias en cuanto a la socialización, busque cambios importantes y recurrentes en los hábitos de socialización de su gato.

Cómo animar a un gato deprimido

En la mayoría de los casos, los propietarios de gatos no tienen ni idea de por qué su gato está triste o deprimido. Sin embargo, si se observan algunos signos, se puede estar tranquilo sabiendo que puede ser algo temporal. Además, conozca algunas causas frecuentes de la depresión en los gatos y su mejor forma de actuar.
Puede haber varias razones por las que un gato se deprime. Los gatos pueden sufrir. Establecen vínculos con los miembros de la familia, tanto humanos como no humanos, y pueden afligirse cuando se pierde la dinámica de la relación. Sea cual sea el motivo, asegúrese de dedicarle más tiempo y atención hasta que mejore su nivel de felicidad. Si el dolor es el culpable, lleve a su gato al veterinario.
Las enfermedades pueden hacer que su gato no se sienta bien e incluso que sienta dolor. El gato puede no ser su yo juguetón si le duele moverse. El gato puede sentir náuseas, no querer comer, tener un desequilibrio hormonal o no tener energía debido a la enfermedad. Afecciones como la enfermedad del hígado graso, el VIF, el VLF, las enfermedades de las vías respiratorias superiores, la diabetes, el hipotiroidismo y las enfermedades dentales, entre otras, son problemas de salud graves que pueden afectar al nivel de felicidad de su gato. Si sospecha que su gato está deprimido porque está enfermo, debe programar una visita con su veterinario lo antes posible.

Cómo hablar con alguien que lucha contra la depresión

¿Tiene mi gato depresión? Los gatos no hacen mucho durante el tiempo, y esto es totalmente normal. Puede que duerman muchas horas al día, o que parezca que no pueden molestarse con un ovillo. Pero a veces, hay señales de que su gato está legítimamente aburrido y deprimido. Tenga en cuenta estos síntomas y consejos si cree que su gato puede sentirse un poco decaído.
Al igual que las personas pueden empezar a sentirse un poco menos entusiasmadas con las cosas que antes les gustaban, los gatos también pueden hacerlo. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes. En los humanos, una depresión clínica va a tener un impacto mucho más fuerte que la depresión en los gatos. No son las mismas emociones ni la misma química cerebral las que se ven afectadas, por lo que generalmente es más fácil de corregir.
La depresión en las personas suele estar causada por una situación estresante, como una mudanza, un divorcio o una enfermedad que altera el equilibrio químico del cerebro. Sin embargo, en el caso de los gatos, los propietarios tienen que determinar lo que está ocurriendo basándose en el comportamiento.

El estrés del gato: lo que hay que saber

En general, los gatos tienden a sobresaltarse con facilidad debido a su evolución: suele ser un mecanismo de supervivencia. Sin embargo, si un gato es más tímido, o si empieza a sobresaltarse con facilidad, podría ser un signo de depresión.Grizic lo identificó como un signo clave de depresión en los gatos y lo definió como «[cuando] el gato está muy nervioso y se sobresalta ante movimientos o sonidos repentinos».5. Belicosidad o peleas en torno a los recursos
Los gatos son criaturas territoriales y a menudo pueden sentirse intimidados por otros gatos, sobre todo si comparten la misma casa o el mismo propietario» [cuando] el gato parece dudar a la hora de acercarse a las puertas, la comida y las letrinas. Cuando están en estos lugares, pueden parecer muy nerviosos. Pueden observarse silbidos y escupitajos cuando se acercan otros gatos», afirma.¿Qué pueden hacer los propietarios de gatos para ayudarles a superar la depresión?
«La sociedad felina es de naturaleza matriarcal, con hembras emparentadas que viven juntas en grupos altamente cooperativos, compartiendo la crianza de las crías de las demás y defendiéndose mutuamente de posibles intrusos», dijo, y añadió que las causas potenciales de los miedos, fobias o problemas relacionados con la ansiedad de los felinos incluyen:● Una falta de socialización y habituación adecuadas● Influencia genética en la timidez● Incidentes traumáticos puntuales● Anticipación de experiencias desagradables, por ejemplo, la anticipación de un ataque por parte de los gatos vecinos puede dar lugar a casos de agorafobia● La vejez: se reconoce la pérdida de competencia y el aumento del miedo general en los gatos geriátricos● El refuerzo involuntario de las respuestas de miedo por parte del propietario.Leer más:Los cinco gatos más caros del mundoLas 10 razas de gatos más aptas para perrosUna mujer se enfrenta a una pitón de 3 metros en un supermercado de SidneyLos 10 animales más extraños del mundo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad