Tecnicas psicologicas para expresar emociones

Tecnicas psicologicas para expresar emociones

cómo expresar tus sentimientos a un ser querido

Una expresión emocional es un comportamiento que comunica un estado emocional o una actitud. Puede ser verbal o no verbal, y puede ocurrir con o sin conciencia de sí mismo. Las expresiones emocionales incluyen movimientos faciales como sonreír o fruncir el ceño, comportamientos simples como llorar, reír o decir «gracias», y comportamientos más complejos como escribir una carta o hacer un regalo. Los individuos tienen cierto control consciente de sus expresiones emocionales;[1] sin embargo, no necesitan tener conciencia de su estado emocional o afectivo para expresar la emoción.
Los investigadores en psicología han propuesto muchos modelos teóricos diferentes y a menudo contradictorios para explicar las emociones y la expresión emocional, que se remontan a la discusión de Charles Darwin sobre la emoción como una capacidad evolucionada [2]. [2] Aunque no existe una teoría universalmente aceptada sobre la emoción, los teóricos de la emoción están de acuerdo en que los seres humanos sanos experimentan emociones y las expresan de diversas maneras, por ejemplo con la voz, la cara y el cuerpo [cita requerida] Las normas culturales y las creencias de una sociedad también afectan y dan forma a las expresiones emocionales de sus miembros, y las expresiones apropiadas e importantes en una cultura pueden ser tabú en otra [3].

formas creativas de expresar las emociones

En este estudio nos propusimos investigar si esos componentes de la LMA (que se ha descubierto que provocan una determinada emoción cuando se mueven) también serán reconocidos por los observadores como expresión de esa emoción, independientemente de la intención emocional del que se mueve. Este estudio pone a prueba la fuerza y amplía las asociaciones entre los componentes motores de Laban y las emociones específicas encontradas en Shafir et al. (2016), y tiene como objetivo refinar nuestra comprensión de cómo percibimos la emoción del movimiento de todo el cuerpo. Nuestra hipótesis es que los mismos componentes motores que provocan ciertas emociones cuando se incluyen en un movimiento, harán que ese movimiento se reconozca como expresión de esa misma emoción específica y asociada, incluso cuando el que se mueve no tiene la intención de expresar una emoción.
Cabe destacar un aspecto único de nuestro diseño de investigación: En todos los estudios anteriores sobre el reconocimiento de emociones a partir de expresiones corporales, los estímulos eran videoclips de personas que pretendían expresar una determinada emoción a través del movimiento de todo el cuerpo. En este estudio, no se pidió a los participantes en los estímulos que expresaran una emoción, sino que se les pidió que se movieran con unas características motoras específicas. Por lo tanto, «atribución de la emoción» es el término más preciso para lo que los participantes percibieron y nombraron al observar los clips de movimiento en este estudio (en contraposición a «reconocimiento de la emoción»), porque no se puede reconocer una emoción que no se expresó. No obstante, dado que nuestra suposición básica es que tanto el «reconocimiento» como la «atribución» se basan en la misma asociación interna entre un determinado conjunto de características de movimiento y una emoción específica, y dado que es esta asociación interna la que investigamos e intentamos caracterizar en este estudio, decidimos utilizar en este trabajo el término «reconocimiento de la emoción» y no «atribución de la emoción», para no confundir al lector con un nuevo término.

cómo expresar las emociones en una relación

Gestionar eficazmente las emociones es una habilidad clave para el liderazgo. Y nombrar nuestras emociones -lo que los psicólogos llaman etiquetar- es un primer paso importante para tratarlas con eficacia. Pero es más difícil de lo que parece; a muchos de nosotros nos cuesta identificar lo que sentimos exactamente, y a menudo la etiqueta más obvia no es en realidad la más precisa.
Hay varias razones por las que esto es tan difícil: Hemos sido entrenados para creer que las emociones fuertes deben ser reprimidas. Tenemos ciertas normas sociales y organizativas (a veces tácitas) que nos impiden expresarlas. O nunca hemos aprendido un lenguaje para describir con precisión nuestras emociones. Consideremos estos dos ejemplos:
Neena está en una reunión con Jared y todo el tiempo ha estado diciendo cosas que le dan ganas de explotar. Además de interrumpirla a cada momento, le ha vuelto a recordar a todo el mundo aquel proyecto en el que ella trabajó y que fracasó. Está muy enfadada.
La ira y el estrés son dos de las emociones que más vemos en el lugar de trabajo, o al menos esos son los términos que utilizamos para referirnos a ellas con más frecuencia. Sin embargo, a menudo son máscaras de sentimientos más profundos que podríamos y deberíamos describir de forma más matizada y precisa, de modo que desarrollemos mayores niveles de agilidad emocional, una capacidad fundamental que nos permite interactuar con más éxito con nosotros mismos y con el mundo (más información sobre la agilidad emocional en mi nuevo libro del mismo nombre, disponible aquí).

expresión de sentimientos y emociones

Este artículo fue escrito por Julia Lyubchenko, MS, MA. Julia Lyubchenko es una consejera de adultos y una hipnoterapeuta con sede en Los Ángeles, California. Dirigiendo una práctica llamada Terapia Bajo Hipnosis, Julia tiene más de ocho años de experiencia en asesoramiento y terapia, especializándose en la resolución de problemas emocionales y de comportamiento. Tiene un Certificado en Hipnosis Clínica de la Escuela del Método Bosurgi y está certificada en Psicoterapia Psicodinámica e Hipnoterapia. Obtuvo un máster en Psicología del Asesoramiento y Terapia Matrimonial y Familiar por la Universidad Internacional Alliant y un máster en Psicología del Desarrollo y del Niño por la Universidad Estatal de Moscú.
Puede que tengas miedo de hacer que los demás se molesten o de incomodarlos si compartes tus sentimientos. Sin embargo, ocultar tus propios sentimientos puede provocar ansiedad, depresión, descontento e incluso malestar físico. También puede causar problemas en tus relaciones personales y profesionales. Aprender a expresar tus sentimientos te ayudará a ser más consciente de ti mismo, lo que te permitirá mejorar tu salud mental y física.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad